SJ TheDaily - шаблон joomla Форекс
09 Mayo 2022
Así consideró el secretario general de la Gobernación, José Vanini, la decisión presidencial de fallar a favor de La Pampa en el tema Portezuelo. El funcionario junto a varios actores principales de la larga lucha pampeana por el reconocimiento de derechos del recurso hídrico, coincidieron en señalar lo acertado de la definición que consolidó las pretensiones de la Provincia en cuanto a renovar un reclamo que lleva varios años de permanencia en diversas instancias.
  
 
La Pampa tiene un largo recorrido en la batalla contra la injustificada posición mendocina de no acatar los fallos judiciales respecto a la entrega del mínimo caudal establecido. En ese frente de batalla se compone de diferentes vertientes, todas cobijadas por la bandera que guía el reclamo genuino y que, en el transcurso de los años, fue variando de protagonistas sin perder el norte del tema que ya es cuestión de Estado para pampeanas y pampeanos, esté quien esté al frente del Gobierno.
 
La tercera visita del presidente Alberto Fernández a La Pampa trajo consigo un condimento que sorprendió a más de uno: el anuncio de apoyo a las pretensiones pampeanas de frenar la megaobra de Portezuelo del Viento hasta tanto se cuente con el impacto ambientan en las provincias condóminas.  En ese contexto el actual secretario general de la Gobernación y ex fiscal de Estado, José Vanini, no dudó en señalar que lo informado por el primer mandatario nacional “marcó un hecho histórico en la defensa de nuestros ríos”.
 
El funcionario, por años parte de ese frente de batalla, recordó que “desde el año 2016 venimos trabajando en forma conjunta con la Fuchad, la Asamblea de los Ríos, la Universidad de La Pampa y todas las áreas de Gobierno, para frenar los avances de la provincia de Mendoza en la construcción de una obra que generará daños irreversibles para nuestra Provincia”.
 
Y agregó que se trata de “una obra diseñada hace más de 40 años, que no respeta los usos del río que sostiene Coirco y mucho menos los principios ambientales con rango constitucional.
Fue una lucha que La Pampa comenzó en soledad, pero con el paso del tiempo pudimos exponer y hacer escuchar nuestros fundamentos por el resto de las provincias. Desde lo personal participé en esta defensa desde mi cargo de Fiscal de Estado, abordando con los demás profesionales del organismo los fundamentos y estrategias jurídicas tanto administrativas como judiciales”.
 
Militancia
Vanini no soslayó que a la par de la estrategia judicial, “hubo un silencioso trabajo de persuasión orientado a fundamentar, más allá de lo legal, la postura que impulsaba La Pampa y acompañaron Rio Negro, Neuquén y Buenos Aires.
Al soporte jurídico sólido que nuestra provincia elaboró, se lo acompañó políticamente con argumentos que, aunque expuestos en los expedientes, requerían de un tratamiento personal que rompiera la fría barrera que imponen los escritos judiciales” señaló.
“La posición de la provincia de La Pampa a lo largo de todos estos años se mantuvo firme y coherente, lo que se reclama no es un capricho sino el cumplimiento de la Constitución y Leyes que nos obligan a prevenir los daños ambientales, siendo el estudio de impacto ambiental sobre toda la cuenca la única forma de poder concretarlo” sostuvo.
 
Trabajo conjunto
En otro tramo de la entrevista con la Agencia Provincial de Noticias, el funcionario apuntó que para apuntalar la posición pampeana “siempre tuvimos como punto de partida hacerlo en forma interdisciplinaria con todas las áreas y escuchar a todos los sectores de la sociedad, así fueron parte las asociaciones, las entidades intermedias, la Universidad, los pobladores locales, los pueblos originarios”.
Todo esto fue posible, justificó, “porque esta causa encontró a todos los pampeanos y las pampeanas unidos y militando la defensa de nuestros ríos. La sociedad la hizo suya y defendió estas banderas de manera inclaudicable en todos los ámbitos en que hubo oportunidad.
Mendoza ya nos robó un río, el río Atuel, haber podido frenar este nuevo avance en el despojo de nuestros recursos, esta vez del rio Colorado, me genera como pampeano una gran satisfacción, es una lucha y una victoria que nos pertenece a todos los pampeanos y todas las pampeanas”.
Finalmente destacó que Mendoza mantiene su férrea conducta de apropiación del recurso agua, “notificada del anuncio presidencial refiere que el mismo es un nuevo estudio y que éste responde a una postura caprichosa y demagoga de La Pampa.
Los dirigentes políticos de la vecina provincia, en una postura retrógrada de apropiación y destrucción del ambiente, tachan de hostil la posición de La Pampa respecto a Portezuelo del Viento, ignorando años de despojo, queriendo mantener y perpetrar el manejo unilateral y autoritario sobre el agua”.
 
Protagonistas de la defensa pampeana
“Es dable resaltar que el laudo presidencial no fue a favor exclusivamente de La Pampa, sino que reivindica el respeto institucional, en tanto lo que la provincia de Mendoza pretendía avasallar las decisiones tomadas dentro del organismo de cuenca creado a tal efecto COIRCO” señaló la actual Fiscal de Estado, Romina Schmidt.
“Todo ello, además, en el entendimiento y reconocimiento que el río Colorado integra una cuenca hídrica indivisible que se extiende más allá de los limites físico políticos que demarcan las provincias. Así, dado nuestro carácter de representantes es nuestra responsabilidad velar por su correcto funcionamiento y para que el cumplimiento de sus fines sea a través de su estatuto y reglamento” agregó.
Por otro lado, dijo Schmidt, “esta resolución implica una muestra de acompañamiento a la lucha que La Pampa mantiene hace décadas para recuperar el derecho al agua que fue apropiado de manera indebida, por la provincia de Mendoza”.
A decir de la funcionaria, se trata de “un reclamo que muchas veces ha sido tildado de absurdo e injustificado, generalmente por desconocimiento del derecho ambiental. Ello además unificándolo al río Atuel, conflicto que generó en la sociedad pampeana desilusión y desesperanza. El agua implica vida, salud, desarrollo económico, social y cultural. Y este interés social superior fue lo que posibilitó que se aunaran los esfuerzos de toda la Provincia. El estudio de impacto ambiental que cita el presidente de la nación no es más que el estudio que requiere tanto la Ley de Ambiente de la Nación como la Ley de Obras Hidráulicas. El presidente, con su anuncio, no hizo más que respetar la Ley y la interprovincialidad de la cuenca, asignando el carácter de Interjurisdiccional y común del recurso humano agua, centrándolo específicamente en la cuenca del Colorado. Dicho ésto no cabe más que confirmar la falacia discursiva de todos los interlocutores de Mendoza, cuando quieren con una presentación extemporánea, reabrir instancias precluídas”.
 
“Cumplir con la ley”
El diputado nacional Hernán Pérez Araujo celebró el anuncio presidencial. El legislador afirmó que el presidente “hizo cumplir con la ley, lo que venimos haciendo desde el 2016. Cuando la obra se reactiva por el acuerdo entre Cornejo y Macri, en aquel momento pedimos que se haga el estudio de impacto ambiental de toda la cuenca, se opusieron desde Mendoza y el Gobierno nacional, y en aquel momento parecía que La Pampa tenía una postura obtruccionista, nos trataron de locos. Está claro que lo único que pedíamos es que se cumpliera la ley. Y esto es lo que hizo el presidente, ni más ni menos. No es que se le ha dicho no a Portezuelo desde el Gobierno nacional, sino que se dijo que se tiene que hacer el estudio de impacto ambiental. Si esto es el fin o no de Portezuelo, corre por cuenta de las autoridades mendocinas".
Pérez Araujo dijo no estar sorprendido de la postura mendocina de apropiarse de los ríos, “no me sorprende ni me sorprenderá jamás, es su postura histórica. Lo que no sé si van insistir. Si van a insistir en la concreción de la obra tienen que hacer el estudio de impacto ambiental, evaluarlo, someterlo a la participación de la ciudadanía, a través de si hay audiencias públicas o de consultas, en ese caso no habría problema. En caso de que insista de manera ilegítima e ilegal, debería ser una medida que se tenga que expedir ante la Justicia para que esto no se haga”.
Las autoridades de Mendoza, dijo, “ya habían desistido de la obra de Portezuelo antes y lo que están necesitando era un culpable y que ese culpable sea el Gobierno nacional. Por eso es que no hicieron nada. De hecho, desde el 2018, en que Macri los habilitó hasta el 2020 que se reabrió el proceso de laudo, tuvieron dos años y no avanzaron en la concreción de la obra. Está claro que no era la idea. Quieren usar el dinero un algún otro destino".
 
Actitud “improcedente”
El doctor Pablo Dornes y el ingeniero Jorge Scarone son los representantes de la Universidad Nacional de La Pampa en el Comité Técnico de la Comisión Interprovincial del Atuel Inferior (CIAI). Scarone, respecto al tema, trazó su postura personal al señalar que “no debiera existir ese laudo porque los tiempos ya estaban pasados. Sí sirve para tranquilizar al conjunto y que sean considerados todos los convenios, y en eso siempre ha sido muy taxativo en reconocer que el río es de todos y es de nadie. Lo que pretendió Mendoza de hacer un estudio de impacto ambiental de su territorio y con ese estudio comenzar a construir una obra para manejar ellos el agua, es totalmente improcedente según esta concepción, porque además era el único río que nos estaba quedando, el río Colorado”.
El investigador afirmó que los demás ríos “los fue tomando Mendoza y San Juan con distintas obras. Es una situación muy comprometida en la cual los pampeanos, hace unos cuantos años hemos dicho basta.  La Corte Suprema de Justicia de la Nación dio dictámenes favorables a La Pampa, pero que aún no logró su cumplimiento. O sea que la situación es de riesgo y preocupación”.
El presidente de la Nación, Alberto Fernández, “manifestó que va a hacer un laudo, que todavía no lo conocemos. A partir de allí habrá un análisis y se sabrá la procedencia del mismo. El presidente anticipó que ese laudo implica la realización de un estudio de impacto ambiental, que es lo que las provincias condóminas han pedido desde el juicio. Si el presidente no hubiera tomado la responsabilidad de emitir el laudo, ese estudio se estaría haciendo porque en COIRCO se estaban estableciendo los términos de referencia para ese estudio”.
“El río al ser de cinco provincias, hay obras en los distintos tramos. Lo que aspiramos los pampeanos y los demás integrantes de la cuenca, es que exista un manejo integrado del recurso, porque lo que sucede en las nacientes del río Colorado, uno de ellos es el río Grande, afectan al escurrimiento del río, tanto para nosotros como para los mendocinos o los bonaerenses. Nos interesa todo lo que pasa en el transcurso del mismo, porque nos puede estar afectando y comprometiendo tanto los usos como las necesidades del ambiente. Ningún río puede cortarse y dejarse sin escurrimiento como hizo Mendoza en su propio territorio. Eso es gravísimo desde el punto de vista ambiental y de ninguna manera puede seguir en esa situación, que indica una política ambiental totalmente desacertada” afirmó.
Ecocidio
“Nosotros llamamos a esta situación un ¨ecocidio¨ sostuvo Scarone, y amplió que se trata de una figura equivalente “y que en poco tiempo más seguramente, estará contemplado en las cortes internacionales, porque es el inicio de un genocidio. A nuestros pueblos originarios se los desplazó porque se los dejó sin agua, hasta sin agua ni para beber. Desastre que hoy sigue en curso, porque mientras no ocurra un caudal mínimo como estableció la Corte, el deterioro ambiental continúa”.
Afirmó finalmente que el tiempo “nos irá confirmando en nuestras razones y afortunadamente el mundo está teniendo una evolución y el problema ambiental es una preocupación global. Sabemos que en estas condiciones la humanidad no puede seguir, podremos discutir mucho sobre cuáles pueden ser las modificaciones. Y cada día que pasa, así como el 1994 se incorporó el Ambiente a la Constitución Nacional, y a partir de ahí surgieron una serie de leyes ambientales, de los cuales los recursos hídricos forman parte muy importante del ambiente, es que nuestra situación se va afianzando. Nuestro principio político es no ceder ni un paso, porque estamos comprometiendo a las futuras generaciones. Los pasos no son tan acelerados como uno pueda pretender, lleva su tiempo, pero por suerte en La Pampa estamos de acuerdo en no retroceder un paso más”.
 
Decisión “acertada”
Beatriz Dillon, profesora titular e investigadora del Instituto de Geografía - Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de La Pampa afirmó que se trata de una decisión presidencial acertada la de convocar a la realización de un Estudio de Impacto Ambiental Integral de la Cuenca del río Colorado, que defina y evalúe los impactos que pudiera provocar la construcción del proyecto multipropósito de Portezuelo del Viento.
“No es solo atender al reclamo de cuatro de las cinco provincias que integran el Comité Interjurisdiccional del río Colorado (COIRCO).  Se trata básicamente de adoptar una visión hidropolítica del carácter integral de las cuencas hidrográficas sobre la base de que el agua es un recurso estratégico, un bien común de la humanidad, un derecho humano universal” expuso.
Los estudios realizados desde la Universidad Nacional de La Pampa, específicamente el seguimiento y la revisión técnica del documento titulado Estudio de Impacto Ambiental Regional: Aprovechamiento Multipropósito Portezuelo del Viento presentado por la UTE conformada por especialistas de las Universidades Nacionales del Litoral y La Plata, realizado a solicitud del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (COIRCO) “detectó una serie de puntos críticos agrupados en aspectos estructurales y coyunturales. Entre ellos el hecho de no incluir el carácter multipropósito de Portezuelo del Viento que supone el trasvase de caudales hacia el río Atuel, hecho altamente preocupante por la alteración ambiental que podría generar en la subcuenca del río Atuel” apuntó Dillon.
Y agregó, “esta visión hidropolítica puede abordarse también a partir de considerar al agua de los ríos como factor sujeto a intereses contrapuestos de las distintas jurisdicciones, tema relevante que exige una discusión con perspectiva ideológica e intencional. Algunos piensan en aumentar la productividad y otros en evitar daños ambientales que impliquen la destrucción de las territorialidades hídricas, el ambiente y la cultura de vastas regiones del país, como La Pampa”.
“Sin lugar a dudas, las crisis del agua nacen de la apropiación y el despojo que generan desigualdades y pobreza; de las relaciones asimétricas del poder y de las políticas inapropiadas de gestión del recurso, y no de su disponibilidad física. La provincia de La Pampa, a partir de su política de Estado, defenderá al Río Colorado, no por mero capricho, como se ha mencionado varias veces, sino con la convicción política de que este río no puede convertirse en una nueva cicatriz hídrica como lo demuestra la realidad que sufren los ríos Salado-Chadileuvú- Curacó y el río Atuel” concluyó.
 
Barajar y dar de nuevo
El presidente de la Fundación Chadileuvú, Alberto Golberg, recordó que la institución fue la primera en advertir el avance de Mendoza en relación a la construcción de Portezuelo del Viento sin haber realizado el estudio de impacto ambiental, “nosotros recurrimos a la Corte Suprema de Justicia, hace ya 4 o 5 años, por medio de un abogado especializado en la cuestión ambiental, de Buenos Aires, nuestra acción está seguramente en algún cajón de la Suprema Corte porque de ahí no hubo muchos avances, a pesar que la fiscal General, que en ese momento era Gils Carbó, había recomendado a la Suprema Corte tomar el caso que habíamos iniciado”.
“Luego transcurrió un largo tiempo y la crisis hídrica de los ríos, no solo de la cuenca del Colorado sino también del Desagüadero, que también está implicada en el funcionamiento del Colorado, se fue agravando, desde hace más de 10 años todos los ríos cordilleranos, debido a la disminución de la precipitación nival, fueron disminuyendo hasta el punto que el Colorado tiene casi la mitad de su caudal histórico”, continuó.
Explicó que desde la Fundación se continuó el trabajo sobre lo que ocurría con el recurso hídrico y que lo que pasó con la declaración pública del presidente Alberto Fernández respecto a solicitar el estudio de impacto ambiental, “es algo positivo para nosotros, y para todas las provincias que están implicadas con el río Colorado, sobre todo Buenos Aires, que tiene la zona de riego más importante”.
La Fundación Chadileuvú arribó a una conclusión: “más allá del estudio de impacto ambiental, que está hecho fundamentalmente en relación a la construcción o no de una represa, consideramos que debe hacerse una especie de “barajar y dar de nuevo” respecto al tratado del río Colorado, creemos que está basado en los estudios del Instituto Tecnológico de Massachusetts, que ya llevan más de cinco décadas, tienen en cuenta un río que ya no existe, y hay una cantidad de obras que son irrealizables en relación a la actual situación, entonces creemos que no solo puede hacerse o debe hacerse ese estudio de impacto ambiental sino un estudio total que supere o corrija lo que había sido el estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts y la realización de un nuevo tratado del río Colorado que tenga en cuenta la actual situación”.
A modo de cierre, Golberg consideró muy interesante el viaje a Israel “para contemplar otro universo diferente, creemos que hay que ponerse las pilas y ver que toda la zona de riego de Argentina está cambiando en cuanto a las posibilidades de riego debido al cambio climático, que ya llegó”.
 
Los históricos
Por su parte, y tomando la declaración del presidente como muy positiva, Héctor Gómez (ex titular de la Fuchad) hizo un particular hincapié en la lucha histórica de la Provincia por las cuestiones hídricas, siendo pioneros en esta lucha por los ríos de La Pampa la Comisión Popular en Defensa de los Ríos Pampeanos, que luego de 10 años con dicho nombre, pasó a formar la Fundación Chadileuvú, ya con 38 años de historia, “en ese lugar estaban Víctor Arriaga, el ingeniero “Tito” Torroba, “Raulito” D´Atri, Casal, Edgar Morisoli, entre otros; esa gente, que inició este tema cuando nadie en la provincia de La Pampa se preocupaba por los ríos, son 10 años de la Comisión y 38 años de la Fundación, son los que pusieron finalmente el tema de los ríos en la agenda de los pampeanos, o sea que nos sentimos muy orgullosos por la acción de la gente que nos antecedió, de formar esta especie de conciencia hídrica que se ha despertado hace unos años y fue tomada con mucha fuerza por el Gobierno provincial”.
Al igual que Golberg coincidió en la necesidad de un estudio completo del río Colorado, “si bien tiene el mismo nombre, no es el mismo río que cuándo se hizo el tratado del Colorado. Aquel era un río de 150 m3/seg y hace más de 10 años ha mermado su caudal a prácticamente la mitad. Entonces, todo lo que está escrito en el tratado, todos los acuerdos firmados, son en un río distinto”.
“Este logro de las provincias tiene que ser perfeccionado solicitando no ya un estudio de impacto ambiental sino un estudio integral del río, donde nos pueda decir la base de un nuevo tratado”, continuó Gómez, añadiendo que: “estamos en contra de que se haga Portezuelo del Viento, y de cualquier obra nueva o ampliación de áreas de riego”.
 
Vivencia
Sara de Ugalde, oriunda de Santa Isabel, autora del libro “Nostalgias”, en el cual refleja vivencias y recuerdos de lugares y personas del oeste pampeano que signaron su vida, destacó como “muy importante” las palabras del mandatario nacional. “Me crié a orillas del río, escribí un libro donde cuento todas las vivencias en el río. En cuanto al impacto ambiental, es muy importante. Ha cambiado todo y mucho desde cuando venía el río, o por temporadas, se nota mucho el tema de la flora y la fauna. Cuando uno va al campo y pasa por el río se ve todo seco, y te da un poco de nostalgia”, contó.
También se refirió a la importancia de tener un caudal constante de agua y la cantidad necesaria para que no se desborde. “Es importante que venga agua del río, pero también el reclamo de los puesteros es que no se desborde porque hace mucho daño. El agua es importante, pero el río estando canalizado no hay problemas, porque el agua va a pasar y va a tener su curso. Pero hay campos que cuando llega el agua, esta todo tapado y el agua toma para cualquier lado y se inunda todo, esa es la parte negativa. Una de las cosas positivas es que uno se da cuenta con los años, que cuando hay agua ves aves y animales a orillas del rio, que antes no se ven. Pero ahora no se observa nada de todo eso porque está seco, nos quedamos mirando la arena”, agregó.
“Que venga un caudal que tampoco nos perjudique, porque yo viví antes del ´80, tenía que cruzar el río con el agua al cuello, se desbordaba y se inundaba todo. Hay puesteros que están de acuerdo y otros no”, afirmó.
De Ugalde volvió a manifestar su posición respecto al estudio de impacto ambiental. “Yo estoy de acuerdo que venga un caudal de agua constante, pero que no haga daño”, comentó.
Por último, manifestó que no la sorprende la postura de Mendoza insistiendo en la construcción de la obra de Portezuelo del Viento, “porque ya con los otros diques que hizo nos quitó el agua, nos sacaron el Atuel. Ya sería suficiente lo que hicieron, que dejen correr el agua como debiera”, concluyó.
 
Trabajo en equipo
Néstor Lastiri, secretario de Recursos Hídricos de la provincia, dijo estar “muy satisfechos ya que no es una lucha personal, sino la de un equipo de trabajo que viene desde hace mucho tiempo en la defensa de nuestros derechos en los recursos hídricos, y que también es acompañada por el pueblo pampeano. Esto le da sustento y validez a una política de Estado como es encabezar este reclamo. Se ponían en serio riesgo varias actividades como por ejemplo; la del agua potable, como todos los usos del agua en toda la cuenca del río Colorado. Y que afecta a las cuatro provincias que apoyamos el consejo de Gobierno de Sergio Ziliotto, de realizar una evaluación de impacto ambiental en toda la cuenca”, dijo.
“En consecuencia ha sido avalado todo lo que ha planteado La Pampa, y que en otro momento de esta esta historia, sobre todo cuando comenzó en el 2018 y la situación era muy crítica ya que estábamos 4 a 1 en contra. Hoy se fortalece la gestión de cuenca de COIRCO, cualquiera que escuche el discurso del presidente, Alberto Fernández, de que va a acompañar propuesta de 4 provincias (La Pampa, Neuquén, Rio Negro y Buenos Aires) que se ven afectadas por el impacto de una obra que se hace en otra provincia (Mendoza), es algo que parece muy obvio. Los pampeanos sabemos lo que nos cuesta llevar adelante todos estos proyectos sobre provincias más predominantes que tienen un uso abusivo y apropiador del agua como son Mendoza y San Juan”, manifestó.
“Por eso que esto haya entrado en un marco de acuerdo y consolidación a través del comité de cuenca del río Colorado, le da fortaleza a los planteos de La Pampa. También se ratifican en los aciertos que significaron reclamar esto y los argumentos que se pusieron para respaldar esos reclamos”, indicó.
“Por eso estamos satisfechos, hay veces que uno siente impotencia y decepción porque los organismos nacionales y de más poder político que nosotros, a veces llevan adelante estos proyectos contra viento y marea y tardan mucho tiempo en resolverse, y se llevan adelante afectando los derechos que nos amparan sobre todo respecto al agua”, dijo.
 “La resolución del presidente es acompañar la decisión de los cuatro gobernadores, por eso es importante que se respete la opinión de cuatro y no la de uno. En los anteriores impactos ambientales, Mendoza hasta con sentido propagandístico decía que “era la obra más estudiada del mundo”, y no llegaba el agua a Casa de Piedra. Entonces toda la cuenca no era estudiada y mucho menos avalada por los estudios de impacto que se hicieron. A su vez eran severamente cuestionados, La Pampa en ese momento tuvo un equipo de contraparte que encabezaba la UNLPam y tuvimos solidas respuestas a lo manifestado en el estudio de impacto ambiental que se hizo”, sostuvo.
“Si Mendoza decide seguir con Portezuelo del Viento o no, es un tema de ellos. Mendoza debe definir si va a aceptar la evaluación de impacto ambiental o si se va a retirar. En caso de retirarse tendrá que dejar sin efecto la pre-adjudicación que tiene hecha el consorcio que ha licitado la obra y reasignar esos fondos para otras obras en su provincia”, manifestó.
“Para nosotros es muy importante consolidar nuestra posición del laudo en la que decimos que si se hace la obra debe ser con evaluación de impacto ambiental. Personalmente pienso que Mendoza sabe que no es sustentable ambientalmente, sabe que no es sustentable desde ningún punto de vista desde los que se analiza una evaluación de impacto ambiental, desde lo hidrológico, eléctrico, etc. Todos los usos de la cuenca del Colorado se ven afectados por esta gestión del agua que hace Mendoza”, indicó.
“Pienso que lo van a dejar de lado, la decisión de que se haga o no Portezuelo, con el laudo anunciado por el Presidente es propia de Mendoza. Son conscientes aunque no lo dicen para sustentar su persistencia política en desarrollar esta obra, sin toda una evaluación de impacto ambiental que la avale y que no va a seguir. Ellos van a preservar esos fondos para otros planes de obra. Ya tienen depósitos hechos en dólares y con una inflación del 8% mínimo en Estados Unidos y eso se está devaluando también”, manifestó.
“Portezuelo del Viento no es solución para Mendoza, pero no importa porque es claro y obvio el enunciado del presidente. Para La Pampa es central ya que llevamos mucho tiempo de persistencia en conseguir estos objetivos, que se analicen en conjunto los intereses del agua en la cuenca”, concluyó.
 
Justicia
El subsecretario de Ambiente, Fabián Titarelli, analizó que “confrontar sociedad con ambiente, o producción con ambiente, como se ha venido excusando Mendoza, en particular el Departamento de Irrigación, para no ceder el caudal que le pertenece a La Pampa, además de ser una afirmación extemporánea que en épocas anteriores ha servido para justificar los peores desastres ambientales a lo largo y ancho del planeta, es un intento para seguir considerando a nuestros bienes naturales como inagotables y que simplemente están disponibles para extraerlos, cualquiera sea el costo ambiental en dicha tarea, desconociendo el daño ocasionado aguas abajo”.
El freno ejercido por el Ejecutivo Nacional a Portezuelo del Viento, una obra inadmisible ambientalmente desde todo punto de vista, pero diseñada al mejor estilo mendocino, “es un claro intento para desalentar este tipo acciones medievales, lejos de la razón y sentido de solidaridad que debería primar en una provincia en relación con las demás.       "Somos una Provincia que necesita crecer y desarrollarse, pero sin hipotecar nuestra salud ambiental. De ello depende el emplazamiento de sociedades prósperas y felices” dijo el funcionario.
“Es a partir de nuestra seguridad ambiental que pensamos nuestro crecimiento, y para ello necesitamos nuestros ríos activos, así se lo hicimos saber a la SCJN y para ello seguimos luchando. Ahora con mucha más esperanza e ilusión, esperamos que se haga justicia” concluyó.

Escribir un comentario

Los comentarios vertidos por los lectores NO reflejan el pensamiento de FM Patagonia.


Código de seguridad
Refescar

Radio Calfucurá

Radio Calfucura transmite on line, las 24 horas, los 365 días del año, desde el centro del pais.

 

 

 

Lo más leído hoy

Diseño web

Celular/Whatsapp: 02954 15356600